Nuestra organización

Tierra de Vida es una filial de la fundación Sentinelles en Suiza. La cual fue creada en 1980 por Edmond Kaiser, quien tenia como filosofía de vida, la denuncia de la injusticia.

Creando Sentinelles, el objetivo de está fue el de prestar socorro a mediano o largo plazo a todo ser niña, niño, mujer u hombre que se encontrase abandonado y desprotegido.

En su primer viaje viaje al país, descurbre las trabajadoras de sexo en Bogotá, la primera de ella se llamaba Aurora, de allí nace el primer programa « Las Auroras », paralelamente viaja a Sogamoso – Boyaca, donde socorren a familias trabajadoras en minas de carbón, crean comedores para niños y niñas, se realizan acompañamientos a personas de edad aisladas, enfermas y abandonadas.

En 1983, en el Oriente de Antioquia, numerosos niños trabajaban en el fondo de las minas. Es alrededor de estos mineritos y a partir de ellos, que se construyó el trabajo de Tierra de Vida en la región. Desde entonces, centenares de pequeños mineros han sido recuperados a la luz y a su infancia.

Hogar-Albergue, La Clarita – Amagá

¿Quiénes somos?

Tierra de Vida, es una fundación que tiene como objetivo principal la búsqueda, el descubrimiento y la ayuda inmediata a seres profundamente heridos y en riesgo de vulneración, niños, niñas, mujeres, hombres encontrados en medio de sus sufrimientos.

Desde la perspectiva de los derechos fundamentales, la fundación ofrece ayuda inmediata y continua en todos los aspectos requeridos por las personas y los acompaña hasta su autonomia.

Misión

Identificación y atención a niños, niñas y adolescentes con derechos inobservados, amenazados, en riesgo de vulneracións, a través de la búsqueda activa, la aproximación y el contacto con la comunidad, desarrollando programas y acciones que favorezcan la garantía de sus derechos.

Visión

Al 2025, Tierra de Vida será reconocida en el departamento de Antioquía por su incidencia en el trabajo sistémico entre niños niñas y adolescentes, familia y comunidad.

Valores

  • Respeto por los niños, niñas, adolescentes, familias y comunidad
  • Solidaridad como base de trabajo en equipo
  • Apoyo y sentido de pertenencia frente a la labor que realiza
  • Responsabilidad hacia la vida y el medio ambiente
  • Compromiso por el bienestar social
  • Imparcialidad, para proceder con justicia
  • Respeto y actitud de aceptación hacia la diferencia

Historia

Gracias a las acciones persistentes de Tierra de Vida y al esfuerzo realizado por el Estado y entidades no gubernamentales como Ciudad Don Bosco, los niños ya no son explotados en el fondo de las minas en Amagá. Aun así, todavía viven en sus alrededores numerosas familias desintegradas por el alcohol, la droga y la violencia. En este medio agresivo, viven niños y niñas en riesgo de ser abandonados, mal nutridos o gravemente maltratados.